Patio de la calle Ocaña, 19

Patio de la calle Ocaña, 19

ocaña 19 panorama

Hay otros que también son ejemplo de una antigua casa de vecinos rehabilitada para vivienda unifamiliar, pero pocos con tanto éxito, conservando su sabor tradicional, mucha paz y transmitiendo al visitante que el patio no es solo un museo, es un recinto vivido y cuidado con pasión, como suelen recordar sus cuidadores. Un ejemplo es el rincón junto al pilón, donde a Ricardo le gusta sentarse por las noches para leer, sobre todo poesía. Y es que romanticismo y belleza no le faltan al entorno. Bajo la cornisa de gitanillas se encuentran multitud de especies distintas, aunque entre todas las variedades el cuidador señala el rincón donde está los pendientes de la reina, una especie que año tras año (y ya concursan desde 1996) se está convirtiendo en un sello de este patio.