Patio de la calle Parras, 8

Patio de la calle Parras, 8

parra 8 panorama

El recinto, pese a estar muy reformado, mantiene el legado de una estructura tradicional con sus dos pórticos de arcos de ladrillo visto sobre columnas. De hecho, el patio es un ejemplo de cómo lo  moderno puede ser un dignísimo heredero de lo más tradicional de los patios, sin faltar elementos antiguos como el lavadero, del siglo XVIII. El caótico invierno ha castigado a especies como el jazmín de Madagascar, pero la variedad sigue siendo impresionante, con retama, rododendro, dicigotecas… Para darse cuenta de cómo se ama la historia en este patio fíjese en el laurel, que no será lo más espectacular, pero sí que tiene la mayor carga emocional para los cuidadores porque nació de los es-quejes que plantara en su día el padre de Milagros Aznar. Milagros afirma que ha guardado alguna sorpresa para esta edición.